domingo, 21 de junio de 2009

Daño perfecto

Una mano acaricia mi pelo
y la otra lo aparta de mi cuello,
mientras tus ojos me miran sedientos
e ignoras mis amargos lamentos.

Hueles mi viva y latente sangre,
te has cansado de resistir el hambre;
hundes tus colmillos en mi garganta,
bebes, dejas mi vida desgarrada.

Y de repente gritas angustiado,
reparas en lo que has hecho aterrado.
Ves como la vida me abandona,
observas como mi alma se ahoga.

Te prometiste que no lo harías,
que a tu amor mortal no morderías,
y, sin embargo, no has resistido,
la sed de tu condena ha vencido.

Solo nos queda una solución,
que me concedas tu oscuro don.
Así que me sostienes con ternura,
me haces probar tu sangre con dulzura.

Caigo desmayada ante tus pies,
sonríes por lo que tus ojos ven,
el sino te ha dado una compañera,
alguien con quien vagar entre tinieblas.

miércoles, 27 de mayo de 2009

En el vaiven de los recuerdos

Entré en la antigua y polvorienta mansión. Aun era muy temprano, y una suave claridad iluminaba pobremente la habitación. Muy leve era la luz, pero no tropecé con ella, no me choqué contra la deslucida mecedora. La última vez que la vi tenía ocho años y era una niña asustada que se sentaba sobre las rodillas de su abuela cuando no podía dormir. Pasé el dedo por el respaldo áspero y estropeado. ¡Que recuerdos!. Un coche pitó fuera; eran los compradores de la casa. Le dirigí una última mirada al envejecido sillón de madera y una muchacha sonriente me despidió desde la anticuada y raída mecedora con mirada melancólica, invitándome a sentarme y dejar que la gastada silla me balanceara. Me dormí acurrucada contra su alto respaldo, pero al despertar no había polvo ni telarañas, sino que me acunaba en brazos de mi abuela, sentada frente al fuego en la vieja mecedora.

jueves, 21 de mayo de 2009

Caminara

En la noche sin luna,
En que los muertos despiertan
Y los fantasmas murmuran,
Se levantará el terrible ser,
Cadáver andante de mente viva.
Caminará despacio,
Sin prisa alguna,
Pues su cuerpo no muere
Y posee eterna vida.
Hijo de las sombras
Y señor de almas perdidas,
Cruel bebedor de sangre
Con tez pálida y fina.
Observará pacientemente
A la presa elegida
Y planeará cuidadoso
Como darle caza y muerte.
Y puede que en su longevidad,
Decida compartir su mal,
Que quiera huir de la soledad
Y camine en compañía.
Así que acelerad el paso,
Y refugiaros en el día,
Temblad ante en horror
Que relata esta profecía.

lunes, 23 de marzo de 2009

Sombras

Como esbeltas e inertes figuras,

gozando de su existencia inmortal,

condenadas a ser siervas del mal,

acechan estas oscuras criaturas.



Desgarradas almas por mil torturas,

que con dulce mirada fantasmal,

sumen a su presa en sueño letal

y la matan con suaves mordeduras.



Sabios ancestrales hay entre ellas,

que relatan historias milenarias

bajo la sutil luz de las estrellas.



Mentes de ideas crueles, sanguinarias,

mas también poderosas y muy bellas,

siempre libres y nunca presidiarias.

sábado, 21 de marzo de 2009

Sí a la vida

¿En que momento la vida comienza a ser vida? o mejor aún, ¿Cuál es el valor de la vida?
Desde un punto de vista cristiano, y de cualquier confesión religiosa, la vida empieza en el preciso instante en que el óvulo es fecundado. Aunque muchos opinan que solo es palabrería de unos cuantos, ya rancios y anticuados, hace poco tiempo en una marcha a favor de la vida había gente de todo tipo y condición; desde familias, solteros, trabajadores, personas de diferente ideología política y creencias religiosas, e incluso algunos que no se decantaban por ninguna religión. Aquellos que decían que era cosa de viejos curas anclados en una fe agonizante, deberían primero leer periódicos, o simplemente oir las noticias. En España ya hay más de mil médicos que se declaran en contra del tan polémico aborto, que defienden la idea de que nadie tiene derecho a arrebatar una vida. Comprendo que ante un caso de violación, por ejemplo, se practique el aborto. Creo que la vida debe ser fruto del amor entre dos personas. También entiendo que si la vida de la madre peligra, o la del feto, se practique, puesto que es algo decisivo.
Por otra parte, muchos de los que apoyan el aborto dicen que hay que defender el derecho a elegir de la madre, que somos una sociedad moderna y debemos defender los derechos del individuo, y la pregunta es, ¿no es también un individuo ese pequeño ser humano?, ¿no dice el artículo tres de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”?
Y ahora se pretende que cualquier mujer desde los 16 años pueda abortar si quiere, que pueda detener el embarazo sin consentimiento paterno, mientras este no sobrepase las 12 semanas, mientras ese niño no tenga más de 3 meses de vida.
Pues bien, casi al cumplirse el mes, el corazón comienza a latir. En el segundo mes se forman los ojos y empiezan a crecer los brazos y las piernas. Los órganos internos y el cerebro se van desarrollando. El embrión mide 3 centímetros y pesa unos 3 gramos. Y finalmente a los tres meses de gestación, justo cuando el plazo se cumpliría, la criatura ya está plenamente formada, mueve las piernas y los brazos, tiene párpados y mide unos 10 centímetros.
Y ese pequeño latido, ese imperceptible y rítmico impulso, aun siendo inocente de cualquier delito, puede ser condenado a muerte, al igual que un asesino en serie. ¿O es que acaso el hecho de ser engendrado sin deseo de los padres es un delito? Pues entonces se debería condenar la irresponsabilidad de los llamados padres, por no pensar en las consecuencias de sus actos. En el mundo hay un montón de mujeres, de familias, que por uno u otro motivo no pueden tener hijos. ¿Cómo deben sentirse cuando oyen en las noticias que se quiere reformar la ley para legalizar el aborto, un aborto que ha ellos les privaría de la posibilidad de adoptar y acoger a un niño en su hogar?
Hay que aceptar el hecho de que se engendren niños no deseados, ya que parte de la sociedad considera que la libertad es un derecho propio y que comienza por ser dueño de tu cuerpo y hacer con el lo que quieras. Pero hay solución a un embarazo no deseado. Se puede dar a ese bebé en adopción, no matarlo cuando aun no ha visto siquiera la luz. Se puede convertir la infelicidad de la madre en la felicidad de una familia que desea poder dar cariño y seguridad al niño, una familia que se compromete a quererlo y cuidar de él.
La defensa de la vida y la oposición al aborto no es cosa de ideologías o creencias; es cosa de conciencia, de dar prueba de que somos personas y razonamos de acuerdo a ello.
Para terminar quiero citar dos frases de dos personas que se han declarado en defensa de la vida. La primera de Juan Pablo II, que dijo “No puede haber auténtica paz sin respeto de la vida, especialmente si es inocente e indefensa, como es la de los niños que todavía no han nacido” y la segunda de Jesús Poveda, profesor de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Madrid y Presidente de Pro-Vida Madrid, que declaró “Cuando el gobierno ve a un ecologista jugarse la vida por un huevo de halcón, ve en él un héroe, y cuando ve a un pro-vida en la puerta de una clínica abortista, ve en él a un fanático.”

Grito del corazon

Una bandera empapada de lagrimas,
y es que mi tierra llora,
y seguirá llorando
por aquellos que hoy solo recordamos.

Un país que lucha cada día,
por acabar con el horror,
y mientras, sus llamados defensores,
buscan fantasmas pasados para inspirar terror.

Una tierra mojada
con la sangre de sus hijos,
soldados con valor,
que murieron por defender de esta tierra el honor.

Intentan apagar nuestras palabras,
pretenden que nos rindamos,
pero vencer no debemos dejarnos
somos muchos los que la verdad buscamos.

Siempre hay algo que les provoque temblor,
una palabra como España
o amarilla y gualda una bandera,
también la unidad de una nación.

Juntemos nuestras voces,
luchemos por un mañana mejor,
no solo con un clamor,
si no con un grito del corazón.

¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

Reino Nosferatus

Se cuenta entre susurros
por miedo a los propios murmullos,
que todo comenzó,
con hechos terribles y oscuros.
En un apacible valle
señorio de un noble
de presencia desagradable,
se asentó una nueva familia,
llena de esperanza y vida.
Eran doce,
quizá catorce,
pero fueron cambiando
noche tras noche.
Primero una extraña sensación,
que recorría todo su cuerpo,
luego inexplicable terror
y, por ultimo,
la primera desaparición.
Estuvo ausente apenas dos días,
volvió pálido y casi sin vida,
y al poco tiempo falleció.
Tras esto, toda la familia,
de la misma forma murió,
hecho terrible y desastroso
para la muchedumbre que acudió.
Se acercaron con curiosidad,
y, para su tremenda sorpresa,
todo aparentaba normalidad.
No había muertos ni muerte,
solo humo en las chimeneas
y el olor caliente del pan.
Mas llegó la primera luna llena,
y en apenas unos segundos
el pueblo entero sucumbió.
Y tras la siguiente puesta de sol,
a la luz de la blanca luna,
cualquier observador valiente,
o temerario a un parecer sano,
hubiera presenciado curioso teatro.
Todas las gentes de la zona
obedientes al valle acudieron,
a servir al hombre despreciable,
origen de todos los acaecidos males,
a morir de día y vivir de noche,
a existir vampiros, chupasangres,
a no ceder ante la muerte;
Reino Nosferatus se llamaron,
se cuenta entre susurros,
por miedo a los propios murmullos

Saber que me habeis amado

- Me preguntais mi Señor,

que esconde mi corazón.

Me dijisteis que me amabais,

que me veías cual bella flor,

pero si vos supierais,

lo que escondo en mi interior,

os horrorizaría pensar

que me habéis entregado vuestro amor.


- Pues decidme mi bella flor,

que debo saber yo,

eso que según vos,

me haría olvidar la pasión.

Muy grave ha de ser,

un agran maldad tendrías que esconder,

paa que mi amor por vos,

no vuelva a ver amanecer.


- yo os amo,

no lo dudeis.

Pero mi pasado dista mucho de ser honrado.

He robado,

y por ello me han condenado,

ma apresarán tarde o temprano,

y para vivir solo preciso

Saber que me habeis amado.


- Yo os quiero y os querré,

mi perdón siempre os daré,

por vos compasión sentiré

y al mundo entero proclamaré

que os amo, amáré y amé.

Aunque por ello me traten

como al peor de los ladrones,

aunque mis amigos me odien,

si es necesario por vos pereceré.

Jamas castilla perezca

Campo de oro amarillo,
campo de espléndido trigo,
que los pájaros adornan
con sus bellos trinos.

En primavera bellas flores
adornan tus caminos,
rojas amapolas
de aromas embriagadores.

Verde la vid ha nacido,
tiñendo con sus uvas
de verde y de tinto
todo tu recorrido.

Como me gustaría conocer,
todo pequeño rincón de tu meseta,
tierra de afanada labranza,
tierra en la que el pueblo siembra.

Mirando al horizonte,
veo tu hermoso colorido,
los tonos suaves del cereal,
juegan con tu castaño camino.

Y allá a lo lejos diviso,
un pequeño pueblo escondido,
con sus rojos tejados de tejas
y su campanario erguido.

Castilla da la vida,
con su campo de oro amarillo,
con sus suaves olores
y su espléndido vino.

Campo castellano,
de gran belleza,
jamás caerás al olvido,
jamás Castilla perezca.

Sólo él

Solo él supo atravesar mi corazón,
solo él con una flecha de fuego,
fuego de ardiente pasión,
fuego devoto al amor.

Sin el no viviría,
sin el nada sentido tendría.
Pensar en perderle duele,
pensar en él da la vida.

Un grandioso amigo,
un farol en mi camino,
ahora por amor lucharemos,
ahora juntos, solo juntos moriremos.

Llamas de ardiente fervor,
llamas de chispeante emoción.
Durmamos juntos para siempre,
durmamos en el sueño de un beso, amor.

La vida daría por tu beso,
la vida por tus carnosos labios.
Sentir tus manos sobre mí,
sentir tu cariño sincero.

Por mirar tus bellos ojos,
por mirar dos estrellas con brillo propio.
En ello me va la vida,
en ello enloquece el corazón.

Una palabra tuya,
una palabra me roba la razón,
Pero solo una mirada me es necesaria,
para amarte por siempre amor.

jueves, 5 de marzo de 2009

CABELLOS DORADOS

No me llaméis loca,
pues es mas mi amor a vos,
que la locura.
Pasión, fervor,
dentro de mi corazón,
pues sus cabellos dorados,
son como rallos de sol,
a mis ojos cegados,
por amor.